Type and press Enter.

Costa Brava: Los 10 destinos de playa con más encanto

Sa Boadella

Hace más de 5 años que visito la zona habitualmente, y desgraciadamente estoy viendo la degradación de un paisaje virgen e idílico por la irresponsabilidad, la falta de conciencia y la mala educación de unos cuantos. Aguas llenas de plástico, basura en la arena, pintadas en las rocas… En nuestra mano está que esto no siga pasando.

Cuando pases tu día de playa no dejes huella, recoge tus desperdicios y los que encuentres a tu paso, trata de utilizar productos que no alteren el medio ambiente y observa la naturaleza sin hacerle daño.

¡Gracias!

Más de 10 años viviendo en Barcelona y en todo este tiempo no había prestado demasiada atención al tesoro que tenemos aquí.

Eso de la Costa Brava me sonaba por el festi de Sant Feliu al que tantas veces he ido, Cadaqués y Figueres por Dalí, Blanes y Sagaró de oírlo a mi familia alguna vez que veraneaba allí. Pero cuando empecé a sentir más la necesidad de estar cerca del mar (del mar de verdad) e investigué un poco la zona fue como abrir la caja de Pandora. Desde entonces, hace unos 5 años, es destino habitual y siempre intento descubrir algún rinconcito nuevo, alguna cala perdida que no conozco aún, y nunca decepciona.

Coge gafas de bucear, crema solar y bañador: desde Sant Pol hasta Cadaqués, te enseño uno por uno mis destinos de playa favoritos, ordenados según mi top 10.

Al final de este post encontrarás la ruta para que sepas cómo llegar a cada destino si vas en coche o moto. En caso de poder acceder en transporte público, te indico cómo en cada caso. Aunque la opción más auténtica es recorrer todos los rincones a través del Camino de Ronda, ruta costera construida sobre el siglo XIX y que comunica a pie todas las localidades desde Blanes a Portbou.

En temporada alta (mayo – septiembre) es mejor que madrugues si no quieres tener problemas para aparcar ni estar en 5º fila en la playa. Aunque los destinos que recomiendo suelen ser algo más tranquilos que las playas de la ciudad, son cada vez más conocidos y masificados, por eso es mejor llegar temprano y dormirse debajo de un pino que maldecir a la humanidad por pasarte 3 horas en el coche para llegar.

Mismo consejo para el camino de vuelta. Si sales más tarde de las 3 – 4, ármate de paciencia y música para el atasco.

1. Cala S’Alguer (Palamós)

Calita de cuento con casitas de pescadores que, gracias a su excelente estado de conservación y elevado valor paisajístico, Cala S’Alguer fue declarada por la Generalitat “Bien Cultural de Interés Nacional” en 2004.

Suele estar poco concurrida, aunque en ella fondean numerosas embarcaciones de recreo. Los únicos servicios de los que dispone son un bar-restaurante a pie de playa, y un aparcamiento (actualmente en obras).

ACCESO. Para acceder a ella puedes aparcar en el Camping Palamós o alrededores y tomar las indicaciones hasta la cala. También puedes tomar una pista de arena que sale de la Fosca, pasa por Sant Esteve de Mar y termina en un aparcamiento al lado de Palamós.

Cala S'Alguer

2. Fornells

En la misma carretera que da acceso a la playa de Aiguablava se encuentra el desvío hacia Fornells, una zona residencial que cuenta con varias calas pequeñitas y alguna zona de varada geniales para pasar el día chapoteando.

Dicen que aquí fue donde se bautizó el litoral con el nombre de «Costa Brava».

El camino de ronda sirve de nexo para llegar a todas las pequeñas calas que forman el núcleo de Fornells, y tienen la característica compartida de que su arena es gruesa y el agua es muy clara, lo que siempre me recuerda a las de Sri Lanka.

En la zona hay un hotel donde puedes comer o tomar algo y un pequeño chiringuito escondido en la zona del puerto para un helado :), o si lo prefieres puedes acercarte a Aiguablava donde hay más locales (y también más gente).

Si has llegado hasta este punto buscando cómo llegar a la piscina natural, tengo dos malas noticias: la primera es que la piscina es de uso privado para residentes de los apartamentos Es Cau, y la segunda es que, lejos de esa foto que tantas veces habréis visto en redes sociales, lo que queda de la piscina es algo muy diferente. No sabemos si es debido a que la concesión ha llegado a su fin, al intrusismo por parte de los turistas o a la falta de mantenimiento, pero lo cierto es que lo que antes era una imagen de postal ahora es una alberca verde y rodeada de hogueras y basura.

ACCESO. Si vas en coche / moto puedes estacionar en un parking público (3 € / dia) o intentar dejarlo en alguna de las calles que lo rodean (¡suerte!). Si quieres llegar en transporte público, te dejo las opciones del bus.

Fornells - Begur

3. Sa Tuna (Begur)

Para mí, el rinconcito más pintoresco y con más encanto de la Costa Brava. Una calita diminuta (unos 80 m) protegida de las olas por la punta d’es Plom donde puedes recorrer las callecitas típicas de una zona pesquera y disfrutar de las vistas a las casitas de colores que miran al mar.

Para ser una zona tan pequeña cuenta con bastante oferta gastronómica, nosotros visitamos Es Furió y cenamos muy bien.

Además, desde Sa Tuna puedes llegar dando un paseo, de unos 15 minutos, por el camino de ronda hasta la cala de Aiguafreda. Un camino con vistas de vértigo de la cala, de Cap Sa Sal y del puerto deportivo.

ACCESO. Puedes intentar aparcar por la zona, aunque también dispone de parking de pago si quieres estacionar cerca de la playa ya que en Sa Tuna aparcar cerca de la playa y de forma gratuita no es fácil.

También puedes llegar en tren o autobús.

Sa Tuna - Begur

4. Calella de Palafrugell

Formado por varias calas, este antiguo pueblo de pescadores está lleno de encanto.Es uno de los pocos pueblos de la Costa Brava donde aún se mantiene ese ambiente que se respiraba en los pueblos de la zona, con calles estrechas, viviendas tradicionales de pescadores, pinos y chumberas.

Si eres amante de la gastronomía no puedes perderte la Garoinada (erizada), que se celebra durante el carnaval, en febrero y marzo.
Otra recomendación para chuparse los dedos es La Blava (previa reserva), donde degustar un arroz caldoso o unas tostas con sardina ahumada de 10.

ACCESO. En coche puedes acceder al pueblo y aparcar en la calle o parking de la zona. En bus la compañía Sarfa conecta el municipio de Palafrugell con las poblaciones y ciudades vecinas. Se pueden consultar precios y horarios en el sitio web.
En tren, la estación de tren más cercana está en Flaçà, a 25 km. Desde allí se pueden coger autobuses de la compañía Sarfa para llegar a Palafrugell.

Calella de Palafrugell

5. Roca Grossa (Sant Pol de Mar)

Esta playa se encuentra entre Sant Pol de Mar y Calella. Arena dorada y agua cristalina, es conocida por los turistas más morenos de la zona: los cormoranes.
Justo a la izquierda de esta cala tienes un par más un poco más grandes, la primera es nudista (La Vinyeta) y en la siguiente hay un chiringuito, el Rocapins, donde comer o tomar algo fresquito (no admiten tarjeta de crédito).

ACCESO. Si vas en coche, hay un pequeño parking justo en la entrada y alguno más a lo largo de la carretera. Si vas a pie puedes acceder desde un camino de tierra desde Sant Pol (el tren de cercanías te deja ahí) o desde Calella.

Roca Grossa - Sant Pol de Mar

 

6. Cadaqués – Cap de Creus

Hay quien dice que es el pueblo más bonito de Catalunya, los Nueva Vulcano dicen que es cada vez más feo. Para gustos colores, y a mi Cadaqués siempre me saca una sonrisa y me deja una postal para el recuerdo.

Es un pueblito blanco muy bien conservado con callecitas estrechas empedradas vestidas de flores y cactus. Si subes hasta la iglesia de Santa María tendrás vistas privilegiadas de Cadaqués, sus barquitas y sus tejados amontonados con el mar al fondo. Esta localidad costera se convirtió en un punto de encuentro de artistas españoles y procedentes de otros países.

En la zona hay varias calitas, quizás de las más bellas sea Sa Conca: agua transparente, está cerca, es de arena y es muy cómoda.

Si estás en la zona, no puedes dejar de visitar Portlligat y la casa-museo de Dalí (reserva las entradas, nosotros como buenos novatos nos quedamos en la puerta) una muestra más de la genial imaginación del artista ampurdanés.

Es además uno de los ejes del conocido como Triángulo Dalí de la Costa Brava, el cual se completa con el museo Dalí de Figueras y el castillo de Pubol.

Otro consejo subir al Faro de Cap de Creus, de 1853, el segundo más antiguo de Cataluña, y lugar idóneo para ver el atardecer disfrutando de los paisajes de naturaleza del parque natural del Cabo de Creus, donde además hay un restaurante y un bar para tomar algo. Para subir aquí sí necesitarás coche o moto.

ACCESO. En coche, a la entrada del pueblo hay un desvío que conduce hacia el parking Saba. Enfrente de este parking verás un panel que indica el camino que se debe seguir para llegar a la cala de Portlligat que está a 1,5 kilómetros, siguiendo la carretera que conduce a Cap de Creus, que se encuentra a 8 km.

También existe la posibilidad de aparcar el coche gratuitamente en los alrededores del pueblo, o en ciertos lugares como el parking de la playa del Ros, el parking de la zona de Sa Conca, y el parking que se encuentra delante del camping Cadaqués, en la avenida Salvador Dalí.

En tren, los de Renfe pasan cada 45 minutos todos los días de la semana. Una vez en Figueres, el viajero puedes coger un autobús para llegar a Cadaqués. Simplemente hay que atravesar la plaza de la estación de tren, a pocos metros de la cual se encuentra la estación de autobús, y comprar un billete de la compañía Sarfa hacia Cadaqués.

En autobús desde Barcelona, puedes tomar un autobús hacia Cadaqués desde la Estación del Norte.

Cadaqués

7. Sa Boadella (Lloret de Mar)

Un pequeño paseo entre pinares nos va dejando entrever la cala debajo. Muy tranquila y bajo uno de los jardines más bonitos y frondosos de la Costa Brava: el Jardín de Santa Clotilde. Dispone de todos los servicios: duchas, servicios, un bar-restaurantes, vigilancia, etc. Está permitido el nudismo.

ACCESO. Solo a pie, dejando el coche o moto en la carretera que sube a la ermita de Santa Cristina y bajando un camino de tierra de unos 200 m que conduce a la playa.

Sa Boadella

8. Cala Pola (Tossa de Mar)

Perfecta para bucear y disfrutar del fondo del mar, la particularidad de esta calita es que para llegar hay que atravesar el camping que le precede. Al estar junto al camping dispones de algunos servicios como duchas, baños, un chiringuito, etc. Esta cala también es parada obligada de uno de los barcos turísticos que realizan excursiones por el mar y que tienen fondos de cristal para ofrecer a los turistas vistas submarinas. Puedes comprar el billete ahí mismo (pasan cada media hora o cada hora en temporada baja) y disfrutar de algunas de las cuevas marítimas que hay en el camino.

ACCESO. Puedes aparcar el coche a la entrada del camping cerca de la carretera, y atravesar las instalaciones para llegar a la cala.
También hay acceso en bus desde los puntos más cercanos, info aquí.

Cala Pola

9. Cala Pedrosa (Tamariu)

Hay otra Cala Pedrosa en el Estartit, pero yo os hablo de la que está situada cerca del Faro de Sant Sebastiá. De las más salvajes y naturales de la Costa Brava, también de las menos cómodas debido a las piedras que componen la cala (de ahí el nombre).

Para comer está el chiringuito de Cala Pedrosa, para tomar algo sencillo y a un precio razonable.

ACCESO. Solo es posible acceder a pie o por mar. Aconsejo llevar calzado cómodo para la bajada y escarpines para la playa.

El camino más recomendado es el que empieza en Tamariu, bordeando la costa, pasando por la Punta Musclera y después por un pinar. A medida que te acercas a la cala, (unos 40 min) empiezas a descender por unas escaleras algo empinadas aunque protegidas por una barandillas, hasta llegar a la cala.

También puedes acceder aparcando el coche junto a la carretera GIV-6542 que va desde Palafrugell y baja hacia Tamariu, descendiendo a pie unos 15 minutos por un camino rodeado de vegetación.

Cala Pedrosa

10. Cala Jugadora (Cap de Creus)

Si buscas un extra de tranquilidad y te apasiona practicar buceo, este es tu rincón. Está resguardada del viento ya que está en un brazo de mar. Al ser una cala apartada no dispone de restaurantes, hoteles ni ningún otro tipo de servicio.

ACCESO. Para llegar tienes de tomar la carretera que, desde la rotonda de entrada a Cadaqués, te lleva al Faro del Cabo de Creus, faro que se encuentra cerca de la Cala Jugadora. Desde el faro se desciende por el fondo de la riera y, antes de llegar a la orilla, hacia la derecha, se llega en 10 minutos a la Cala Jugadora. También es recomendable visitar la Cala Ielles y la Cala Bona.

Cala Jugadora - Cap de Creus
Cala Jugadora – Cap de Creus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.